sábado, diciembre 08, 2007

Sumas

Hay en mi vida sumas

Desconozco las restas

Mis vasos siempre rebasan

Ignoro los vasos vacíos

Cada día invoco el amor

Y voy procurando el olvido

Del inevitable final.

viernes, diciembre 07, 2007

Latín I

...nos patriae finis et dulcia linquimus arva.
nos patriam fugimus: tu, Tityre, lentus in umbra,
formosam resonare doces Amaryllida silvas.

(Nosotros abandonamos
los dulces campos y los límites de la patria,
nosotros huimos de la patria:
tú, Títiro, indolente en las sombras,

enseñas a los bosques a repetir el nombre
de la hermosa Amarilis)


Virgilio. Egloga I


La primera mentira


Yo quiero una princesa convertida en un dragón.
Yo quiero el hacha de un brujo para echarla en mi zurrón.
Yo quiero un vellocino de oro para un reino.
Yo quiero que Virgilio me lleve al infierno.
Yo quiero ir hasta el cielo en un frijol sembrado.
Y ya.

Silvio Rodríguez

miércoles, diciembre 05, 2007

Niñito bueno, niñito malo

Jacob Blivens era un niño muy pero muy bueno, un fervoroso lector de todos los libros de la escuela dominical. Allí estaba la clave de su extraño comportamiento. Jacob creía y confiaba en todos aquellos niños-modelo de los libros, quería fervientemente ser uno de ellos, y formar parte de alguna de aquellas historias. El único inconveniente era que a Jacob las cosas nunca le salían como en los libros. Su obstinación en imitar a los niños buenos de los cuentos, le significó toda clase de vejaciones y accidentes. Finalmente murió despedazado por una explosión. Su cuerpo quedó distribuido en cuatro pueblos cercanos.

Jim era un niñito malo. A él tampoco las cosas le salían como en los libros de la escuela dominical, donde a los niñitos malos le sucedían accidentes y castigos, y finalmente se veían en la obligación de arrepentirse y pedir perdón. A Jim todo, absolutamente todo le salía de maravillas. Este niño malo tenía muy buena suerte y el final de la historia lo prueba. Creció, se hizo rico, y obtuvo un puesto en la Cámara Legislativa.

Aún hoy, cerca de cien años después, el libro de Mark Twain, Historia de un niñito bueno. Historia de un niñito malo , resulta no sólo transgresor para las convenciones aún vigentes acerca de lo adecuado en la literatura para chicos, sino que por otra parte su "denuncia humorística" es de una actualidad sorprendente. Hoy, como hace cien años, los libros infantiles muy a menudo son escritos, o leídos, para transmitir mensajes morales a las nuevas generaciones.
El humor puede ser un arma contundente y efectiva. El libro de Twain bien puede dar ejemplo de ello cuando su desacralización apunta hacia un discurso que, lamentablemente cien años después (con algunos maquillajes rejuvenecedores), sigue vigente en los libros que los adultos destinamos a los niños.

Marcela Carranza (en Imaginaria)

Amores perros 3


Kam y Wen Ru: Parecen angelitos, pero no.


martes, diciembre 04, 2007

Demian

El pájaro rompe el cascarón. El cascarón es el mundo. El que quiere nacer, tiene que destruir un mundo. El pájaro vuela hacia Dios. El dios se llama Abraxas.

Herman Hesse. Demian

lunes, diciembre 03, 2007

Tarot

Leo la literatura como si fuera un tarot, como borra de café, como instrumento para ver el mundo...
Trato de ver algo, algún punto del mundo en que vivimos, a través de la literatura. Leo el modo en que la literatura construye realidad, construye mundo, temporalidades, subjetividades, territorios, para pensar las condiciones de vida actuales.

(Josefina Ludmer)

domingo, noviembre 25, 2007

El poder de la palabra


El problema -dijo Alicia- es si se puede hacer que las palabras signifiquen cosas diferentes.
El problema -zanjó Humpty Dumpty- es saber quién manda. Eso es todo.




Lewis Carroll (de Alicia a través del espejo)

jueves, noviembre 08, 2007

Gipsy

¡Mi bizquita adorada! Te vamos a extrañar tanto... Estuviste, dulce y silenciosa, en tantos momentos felices y de los otros, creciste a la par de las chicas, fuiste fiel y mimosa, bollo calentito en la cama, tierna presencia permanente, ahora ausencia tan dolorosa... Vas a estar siempre en mi corazón, hermosa.
Hoy siento que morí un poquito, otra vez.

















domingo, octubre 21, 2007

Mamá


Palabras a mi madre

No las grandes verdades yo te pregunto, que
no las contestarías; solamente investigo
si, cuando me gestaste, fue la luna testigo,
por los oscuros patios en flor, paseándose.

Y si, cuando en tu seno de fervores latinos

yo escuchando dormía, un ronco mar sonoro
te adormeció las noches, y miraste, en el oro
del crepúsculo, hundirse los pájaros marinos.


Porque mi alma es toda fantástica, viajera,
y la envuelve una nube de locura ligera
cuando la luna nueva sube al cielo azulino.

Y gusta, si el mar abre sus fuertes pebeteros,

arrullada en un claro cantar de marineros,
mirar las grandes aves que pasan sin destino.

Alfonsina Storni

viernes, agosto 10, 2007

Villa Pehuenia / Carpe diem


Carpe diem, quam minimum credula postero.




No pretendas saber, pues no está permitido,
el fin que a mí y a ti, Leucónoe,
nos tienen asignados los dioses,
ni consultes los números babilónicos.
Mejor será aceptar lo que venga,
ya sean muchos los inviernos que Júpiter
te conceda, o sea éste el último,
el que ahora hace que el mar Tirreno
rompa contra los acantilados.
Sé sabia y, mientras, filtra el vino
y olvídate del breve tiempo que queda
amparándote
en una larga esperanza.
Mientras estamos hablando
se escapa el tiempo envidioso:
aprovecha el día y de ninguna maneraconfíes en el incierto mañana.
(Horacio)
   

domingo, julio 22, 2007

Harry Potter

Creo que en el arte, como en todo aspecto de la experiencia humana, las actitudes cerradas son mezquinas e ignorantes, ya que nos llevan al prejuicio y así nos impiden disfrutar de lo que a priori consideramos malo. Soy profesora de literatura, adoro la saga de Rowling y, aunque en clase no leemos Harry Potter, por la sencilla razón de que la mayoría de mis alumnos ya lo leyeron, sus libros nos han dado pie para compartir numerosos temas, desde las referencias mitológicas hasta cuestiones técnicas sobre el punto de vista de la narración.
Con respecto a Harry Potter, quiero decir ¡basta de actitudes sectarias, de este boca-river cultural! Por supuesto que hay quienes pueden no gustar de esta literatura, pero rechazarla sin conocerla o porque, supuestamente, tiene menor "valor" me parece poco serio. Hoy hay quienes oponen a Rowling con Tolkien y se olvidan de que, hasta hace poco, El señor de lo anillos no era considerado literatura y por ende no era estudiado en las universidades (Y no sé cuántas lo harán ahora, me atrevo a decir que muy pocas).
Hay muchos factores en juego a la hora de "decidir" qué es literatura y qué no, y muchas veces el éxito editorial juega en contra del reconocimiento académico. Yo escuché criticar a García Márquez en la facultad, de boca de un joven y soberbio profesor de teoría literaria que decía que sólo era un "producto" del boom de la literatura latinoamericana...

Como afortunadamente mi postura ante el arte y la vida es ecléctica e inclusiva, no suelo manejarme con esos parámetros prejuiciosos y envidiosos. Y así tuve la suerte de disfrutar de Harry Potter desde el primer libro y ahora voy a leer el último en inglés, con todo el esfuerzo que hacerlo me implica, porque la ansiedad por conocer el final me carcome como en los tiempos de mi infancia, cuando me desvelaba por conocer el fin de una historia y luego lloraba porque la misma había terminado para siempre.

Guardo y voy a conservar siempre un lugar especial en mi corazón para J.K.Rowling, por su mágica imaginación y por el amor por la lectura que logró despertar en tantos chicos y revivir en tantos adultos que pudimos recuperar esa pasión en los fascinantes libros de Harry Potter.

PD: ¡¡¡No quiero que termine, buahhhhhh!!!

viernes, julio 20, 2007

El Negro Fontanarrosa (1944-2007)

Negro divino, genio, maestro... tantas y tantas palabras no alcanzan para expresar tu talento incomparable y el inmenso tesoro que nos dejaste. Todos hoy recuerdan a tus entrañables criaturas, tus cuentos inolvidables y el fútbol, motivo y pasión. Yo quiero evocar tu magistral manejo del lenguaje, de las diferentes formas de hablar de nuestro pueblo, y tus fantásticas parodias, esa síntesis de cultura literaria y cultura popular que era el signo de tu obra. Te vamos a extrañar y mucho, porque además, y sobre todo, fuiste un ejemplo de lucha, de entereza y de dignidad. Gracias, Negro, por todo lo que nos diste, porque seguís vivo en tu obra y vas a seguir presente mientras dure nuestra memoria.

19 de diciembre de 1971

Que alguno me diga si, de puta casualidad, lo vio al viejo Casale como lo vi yo cuando el referí dio por terminado el partido y la cancha era un infierno que no se puede describir en palabras. Te digo que me gustaría que alguien me diga si alguien lo vio como lo vi yo. ¡La cara de felicidad de ese viejo, hermano, la locura de alegría en la cara de ese viejo! Que alguien me diga si lo vio llorar abrazado a todos como lo vi llorar yo a ese viejo, que te puedo asegurar que ese día fue para ese viejo el día más feliz de su vida, pero lejos lejos el día más feliz de su vida, porque te juro que la alegría que tenía ese viejo era algo impresionante! Y cuando lo vi caerse al suelo como fulminado por un rayo, porque quedó seco el pobre viejo, un poco que todos pensamos; “¡qué importa!” ¡Qué más quería que morir así ese hombre! ¡Esa es la manera de morir para un canalla! ¿Iba a seguir viviendo? ¿Para qué? ¿Para vivir dos o tres años rasposos más, así como estaba viviendo, adentro de un ropero, basureado por la esposa y toda la familia? ¡Más vale morirse así, hermano! Se murió saltando, feliz, abrazado a los muchachos, al aire libre, con la alegría de haberle roto el orto a la lepra por el resto de los siglos! ¡Así se tenía que morir, que hasta lo envidio, hermano, te juro, lo envidio! ¡Porque si uno pudiera elegir la manera de morir, yo elijo ésa, hermano! Yo elijo ésa.

Roberto Fontanarrosa

viernes, junio 01, 2007

La forma de querer tú



La forma de querer tú
es dejarme que te quiera.
El sí con que te me rindes
es el silencio. Tus besos son
ofrecerme los labios
para que los bese yo.
Jamás palabras, abrazos,
me dirán que tú existías,
que me quisiste: Jamás.
Me lo dicen hojas blancas,
mapas, augurios, teléfonos;
tú, no.
Y estoy abrazado a ti
sin preguntarte, de miedo
a que no sea verdad
que tú vives y me quieres.
Y estoy abrazado a ti
sin mirar y sin tocarte.
No vaya a ser que descubra
con preguntas, con caricias,
esa soledad inmensa
de quererte sólo yo.


Pedro Salinas

viernes, mayo 25, 2007

sábado, mayo 05, 2007

Serenata para la tierra de uno


Porque me duele si me quedo
pero me muero si me voy,
por todo y a pesar de todo, mi amor,
yo quiero vivir en vos.

Por tu decencia de vidala
y por tu escándalo de sol,
por tu verano con jazmines, mi amor,
yo quiero vivir en vos.

Porque el idioma de infancia
es un secreto entre los dos,
porque le diste reparo
al desarraigo de mi corazón.

Por tus antiguas rebeldías
y por la edad de tu dolor,
por tu esperanza interminable, mi amor,
yo quiero vivir en vos.

Para sembrarte de guitarra
para cuidarte en cada flor,
y odiar a los que te lastiman, mi amor,
yo quiero vivir en vos.

(María Elena Walsh)

martes, abril 17, 2007

miércoles, marzo 21, 2007

lunes, marzo 19, 2007

Roger Waters en Buenos Aires

Breathe, breathe in the air,
Don't be afraid to care.
Leave but don't leave me,

Look around and choose your own ground.

For long you live and high you fly,
And smiles you'll give and tears you'll cry,
And all you touch and all you see,

Is all your life will ever be.


(Roger Waters, "Breathe")


"Happiness resides where we are not lost in the solitary dream."



viernes, febrero 09, 2007

San Martín de los Andes/ No me canso de mirar...

 
 ...Caminar por estos bosques milenarios, navegar por estos lagos bellísimos, simplemente sentarnos en la playita de San Martín a hacer un picnic y mirar el Lácar por horas, trepar a los miradores para descubrir nuevas perspectivas, sacar cientos de fotos, que igual nunca llegan a transmitir esa paz, esa emoción, esa belleza sublime. Además de los otros encantos: la cabañita de madera, el arroyo que murmura a unos pocos metros, los cerros verdes que te acompañan a todo momento, el cuidado centro ahí nomás, para cuando se necesita, la deliciosa comida, todo, todo es idílico.
Una de las cosas que más nos maravillaron, además de los hermosos paisajes, es la falta de contaminación sonora y visual: nada de ruido, pero tampoco carteles, prácticamente ningún cartel (es cierto que a veces faltan algunos indicadores, pero bueno, preguntando uno se las arregla). Esas imágenes puras realmente contrastan con los horribles bombardeos de marcas a los que se ven sometidos quienes van a las playas de la costa, por ejemplo. Realmente, sería espantoso encontrar en la soñada playita de Quila Quina el parador Movistar o algo así. Desde que tuve un problema en la vista, soy particularmente sensible en relación con lo visual, quiero imprimir en mi interior cada una de las imágenes que me emocionan y conmueven, y realmente este viaje me dotó de un arsenal maravilloso que guardo como un tesoro en la compu, pero particularmente dentro de mí. Un momento de profundo encuentro, de mucho diálogo y conexión que sin dudas nos renovó.


Eu não sei parar de te olharEu não sei parar de te olhar
Não vou parar de te olhar
Eu não me canso de olhar

Não vou parar de te olhar,
de te olhar....

(Ana Carolina)